La fascinante historia del tradicional pan de dulce

la-fascinante-historia-del-tradicional-pan-de-dulce-por-pasteleria-alcazar

Compartir nota

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

El pan de dulce es todo un símbolo de la gastronomía mexicana. Su sabor dulce en el punto exacto, sus diferentes presentaciones y ese aroma a recién horneado que hace caer en sus encantos hasta al más rígido, son tan solo algunas de las razones por las que este riquísimo pan ha conquistado nuestro paladar durante siglos.

Pan de dulce: Sabor con historia

Los orígenes de este tipo de postre son un clarísimo ejemplo de cómo la gastronomía mexicana toma elementos culinarios de otras culturas y los reinventa con el fin de hacerlos aún mejores dándoles ese toque tan característico en cuanto a aspecto visual y sabores que nos han posicionado como un referente a nivel mundial. 

Los orígenes del pan de dulce, así como el de sus otras versiones, se remontan al año 1525, época de la Conquista que es cuando se da el primer registro conocido sobre una panadería que en efecto vendía diferentes tipos de pan, entre los cuales se encontraba el endulzado.

El pan fue evolucionando en cuanto a presentación y textura, sobretodo durante la era del Porfiriato, que fue clave para la expansión de este postre y en la que surgió un gusto popular hacia todo lo referente a la pastelería francesa debido a la gran influencia que tenían algunas personalidades destacadas en aquel entonces. 

Con el paso de los siglos, más versiones de este pan fueron dándose a conocer no solo en México sino en otras partes del mundo por lo que hoy podemos encontrar hasta más de 100 estilos distintos.

¿Cuál es tu favorito?

Como bien lo sabes, no solo existe un tipo de pan de dulce sino varias versiones que han surgido con el paso del tiempo y siendo cada una de ellas sumamente atractivas en cuanto a su presentación, las sensaciones que transmite en cada bocado y claro, su aroma que atrae hasta a los más despistados como si de un imán se tratase.

Aquí te compartimos cuatro de nuestras presentaciones favoritas:

  • Concha: Este es quizás uno de los panes endulzados con más trayectoria en la repostería mexicana, siendo la elección preferida por muchos españoles y criollos en lo que se conoció como la Nueva España.
  • Oreja: Esta deliciosa versión (también conocida como ‘’palmerita’’ en otros países) surgió durante el Porfiriato, siendo un postre exclusivo de los altos miembros porfirianos de aquel entonces, aunque más adelante terminó estando disponible para su consumo en general.
  • Cuernito: Este tradicional pan mexicano tuvo su origen e inspiración en el famoso Croissant francés. Sin embargo, para crear estos deliciosos cuernitos, la masa fue sustituida por una más suave y se redujo el uso de mantequilla.
  • Mantecada: Este delicioso pan tiene su origen en España durante el siglo XVII, específicamente en Matalavilla-León, pero tiempo después llegó a México en donde se adaptó la receta para lucir como la conocemos hoy.

 

Como verás, el pan de dulce es sin lugar a dudas todo un referente cuando de repostería mexicana se trata, siendo un elemento indispensable en la canasta familiar debido a los buenos momentos que se crean alrededor de este sabroso postre. Recuerda que puedes encontrar todo el sabor y calidad que nos caracteriza en cualquiera de nuestras sucursales o también con envío a domicilio por Rappi o Uber Eats.

TIENDA

¡Realiza tu pedido en línea!

En nuestra tienda puedes comprar tu pastel, tarta o panqué preferido con envío a domicilio o recoger en tu sucursal más cercana. 

TENDENCIA

LAS MÁS VISTAS